El Príncipe Harry y la actriz Meghan Markle sellaron su amor con un gran beso, tras salir de la ceremonia religiosa que se llevó a cabo en la capilla de San Jorge que se encuentra en el castillo de Windsor, Inglaterra.

Ante la bendición de Dios y la mirada de una multitud, los tortolitos se besaron con mucha pasión.

¡Mirá el video!