Hopper Penn, hijo de los actores  Sean Penn y Robin Wright, fue detenido el pasado miércoles en Nebraska, EE.UU., tal y como confirmó el portal estadounidense TMZ. Al parecer, el joven de 24 años no ha superado la adicción a las metanfetaminas que reconoció tener el año pasado.

La ficha policial de Hopper Penn

Todo ocurrió cuando Penn conducía su coche junto a su novia, la actriz Uma von Wittkamp. La Policía les dio el alto por saltarse un a señal. Cuando los pararon, los agentes vieron que ambos estaban bajo los efectos de alguna droga, razón por la que decidieron registrar el vehículo. En su interior, encontraron pastillas de anfetaminas, tres gramos de hongos alucinógenos y 14 gramos de marihuana. Tras el registro, los jóvenes fueron arrestados por posesión de drogas.

Hopper Penn y su papá 

En entrevistas anteriores, Hopper explicó que su adicción surgió después de que sus padres se separaran. "¿Honestamente? Estaba bastante enfadado, porque ellos rompieron y luego se reconciliaron, y lo volvieron a hacer. Yo pensaba que tenían que tomar una decisión", contó.