Como todos los años, la revista People eligió al "hombre vivo más sexy". Este año el ganador fue Blake Shelton, el cantante de 41 años, quien además está casado con Gwen Stefani.

El artista y jurado de "The Voice" confesó en una entrevista para la misma revista, que un principio no quiso aceptar el título, pero que fue su mujer quien lo convenció. "He sido feo toda mi vida. Si puedo ser sexy por un año, ¡lo tomo!", agregó el músico

Además confesó a modo de broma que una de las causa principales que lo llevaron a aceptar el título era "refregárselo en la cara" a su compañero de jurado, Adam Levine, que fue declarado el hombre más sexy de 2013.

"No voy a tratar esto como Hugh Jackman o uno de esos tipos que lo toman con humildad. La gente me va a odiar por esto. Porque voy a usarlo en cada conversación, ya sea en 'The Voice' o en la tienda de segunda mano en Tishomingo (donde nació). Hasta que tenga que entregarle el título a alguien más, es mío. Esto es como un certificado", bromeó.

Luego, contó que en su infancia no la pasó del todo bien y sostuvo: "Al describirme como niño, una palabra me viene a la mente y es gordo".  Y aunque hace dieta y entrena, siempre cae rendido ante la comida, su debilidad: "La gente dice que no he cambiado desde que la hice. Y sigo siendo gordo. ¡Es la prueba!", agregó.

A pesar de su alegría, no todos comparten la misma opinión que la revista y muchos juzgaron equivocada la decisión de darle el título a Blake. En las redes sociales se desató el debate y fueron muchos más quienes estuvieron en contra que los que estuvieron a favor.