La escritora J.K Rowling, creadora de la conocida saga " Harry Potter", generó una gran polémica al mostrar su apoyo público a Maya Forstater, una investigadora que fue despedida por afirmar que las mujeres transgénero no pueden cambiar su sexo biológico.

El tuit de Rowling, que fue tachado de transfóbico, lanzó el siguiente mensaje: "Vístete como quieras. Llámate como quieras. Acuéstate con cualquier adulto de forma consentida. Vive tu vida lo mejor posible en paz y seguridad. Pero, ¿forzar a mujeres a abandonar sus trabajos por afirmar que el sexo es real?".

La decepción entre sus seguidores no se hizo esperar: el mensaje fue tildado de transfóbico por los usuarios de la red social del pajarito. Otras personas optaron por calificarla de "TERF", es decir, como una feminista radical excluyente trans.