Luego de que The Times destapara la olla de uno de los escándalos sexuales más relevantes de Hollywood de los últimos tiempos, nada volvió a ser igual en el mundo cinéfilo. Es que Harvey Weinstein, uno de los ejecutivos más altos de la producción de películas, co fundador de la productora Miramax y The Weinstein Company, fue acusado de acoso sexual por varias actrices como Angelina Jolie, Cara Delevingne, Ashley Judd, entre otras. 

Weinstein recibió el rechazo de muchísimas figuras del jet set, como también fue despedido de su compañía y tuvo que internarse por su "adicción al sexo". 

Ahora, su hermano está señalado como un acosador sexual. Según informa el sitio Variety, la productora ejecutiva  Amanda Segel indicó que Bob Weinstein la invitó a cenas privadas y le hizo "proposiciones" en varias ocasiones. "Bob siguió diciéndome que quería tener una amistad. No quería una amistad. Quería más que eso", afirmó la productora. 

Bob Weinstein (izq.) junto a su hermano Harvey (der.)

El hostigamiento comenzó en el 2016 y tuvo una duración de tres meses. Tuvo que intervenir el abogado de Segel, quien informó a The Weinstein Company que si el acoso continuaba, la productora se retiraría de su trabajo. 

Según el relato de la mujer, Weinstein la invitó a subir a su departamento y le enviaba e-mails que nada tenían que ver con el trabajo, además de invitarla repetidamente a fiestas, que según cree la productora, eran una excusa para que pudieran estar los dos solos. 

Una persona del entorno del productor desestimó las acusaciones de Segel: "Es lamentable que se haya hecho una afirmación así. Él niega que se haya comportado de manera inapropiada".