Amy Winehouse fue una de las voces más poderosas de los años 2000. Con su don, deleitó a todas las generaciones que la escuchaban cantar.

Pero su adicción a las drogas (y posterior síndrome de abstinencia) y alcohol la llevaron a la muerte el 23 de julio de 2011. Su guardaespaldas la encontró en su habitación rodeada de botellas de vodka. 

La cantante y compositora británica murió a los 27 años pero sus canciones vivirán por siempre en las almas de sus fanáticos. 

Una selección de sus mejores temas: 

"You Know I'm No Good"  

"Back To Black"

 

 

"Tears Dry On Their Own"

"Rehab" 

 

 

 

"Love Is A Losing Game"

 

 

"Valerie"

 

 

"Me & Mr. Jones"