En tiempo de Mundial, nadie se quiere perder los partidos y dejar de alentar a su Selección. Tal fue el caso de  Maluma, quien viajó a Rusia para presenciar la disputa entre Colombia y Japón.

Sin embargo, el cantante colombiano sufrió un gran disgusto mientras se encontraba en el estadio de Saransk. 

Un delincuente ingresó a la habitación del hotel Four Seasons, donde él se aloja en Moscú, para robarle sus pertenencias: relojes y joyas valuados en 800 mil dólares.

Al parecer, el ladrón logró entrar al lugar con una llave duplicada y se habría hecho pasar por un amigo del artista. Por el momento, la persona en cuestión en intensamente buscada, según informó la agencia rusa Interfax.

Horas antes, a través de su cuenta de Instagram, Maluma compartía con sus seguidores la felicidad que sentía por estar en el debut del equipo colombiano.