Wanda Nara y Luciana Salazar son dos diosas apasionadas de la moda y disfrutan haciendo alarde de sus costosas y exóticas vestimentas.

Pero esta vez, el glamour les jugó una mala pasada. Las dos rubias posaron con la misma remera blanca de Gucci.