Luego de la polémica por las imágenes al natural de Wanda Nara, la mediática se mostró enojadísima con la agencia que sacó las fotos y aseguró que estaban trucadas. 

La rubia llegó a Buenos Aires y fue a ver una obra infantil junto a sus hijas, su hermana Zaira y su sobrina. Los periodistas la esperaron a la salida para escuchar su palabra sobre la polémica, pero Wanda se mostró furiosa con la prensa.

Las hermanas Nara utilizaron su Twitter para lapidar a los periodistas que las fueron a buscar al teatro. 

"Todo muy divertido, mucho tema para hablar... pero todo tiene un límite y el derecho de los periodistas termina el día que decido salir con mis hijas por Buenos Aires a un teatro infantil y dedicarme a cuidar y divertirme en una salida de vacaciones de invierno con mi sobrina. Seguramente hicieron mucho por mí, más que cobrado, hace años no le debo nada a NADIE. Les di mucho tema; real, inventado o transformado. ¿Para qué dar notas? Si cuando van al piso el odio, rencor y envidia los invade", escribió Wanda.