Tras confirmar su separación con el padre de su hija,  Alejandro Borensztein, Viviana Canosa se mostró muy sensual y totalmente renovada en su cuenta de Instagram. Luciendo un nuevo corte de pelo, la periodista deslumbró a sus seguidores con su nueva imagen.

Canosa, con nuevo look

La postal estuvo acompañada por un reflexivo texto, relacionado a su presente: "Nuevos cambios. En la vida, no hay finales verdaderos, sólo transformaciones, nuevos comienzos que nacen desde los escombros. Hay viejos sueños que mueren, está todo lo falso que se va desmoronando, y esto puede resultar demasiado doloroso, por supuesto, la destrucción, las rupturas, las interrupciones, los choques, las pérdidas. a menudo se perciben como enemigos, sin embargo, siempre contienen la semilla de lo nuevo, y a veces sólo se requiere de cierto tiempo para lograr una recuperación".

 

Podemos de verdad cambiar sólo cuando nos aceptamos plenamente, tal y como somos ahora; con nuestros defectos, imperfecciones, dudas y todo. Un verdadero pintor utiliza el lienzo que tiene a la mano; nunca espera a que llegue el lienzo perfecto para poder comenzar. El arte tiene que surgir ahora. ¿Deseas tener la pareja perfecta? ¿La madre o el padre perfecto? ¿El jefe perfecto? ¿El cuerpo perfecto? ¿La iluminación perfecta? ¿La vida perfecta? ¿Qué te parecería aceptar profundamente lo que hay aquí, ahora mismo? ¿Qué te parecería aceptar a los demás, tal y como son en este momento? ¿Qué te parecería honrar las energías que están vivas, dignificar el sitio donde estás parado? Un sitio extraño para empezar, hay que reconocerlo. Suena un poco extraño, absurdo. Como darte por vencido. Como conformarte con menos de lo que mereces. Como debilidad. Como alguien que no se exige y se tiene lástima a sí mismo. Como alguien que se permite hundir en el lodo. Pero, espera. ¿Es la aceptación de “lo que es”, lo mismo que rendirse ante la posibilidad del cambio? Realmente, no. ¿Aceptar significa tolerar o “soportar” sentimientos difíciles? ¿Significa seguir ciegamente impulsos violentos? De ningún modo. ¿Aceptar significa volverte indiferente y pasivo, hacerte de la vista gorda ante la violencia del mundo, permitir que los demás caminen sobre ti y tus seres queridos? No. ¿Aceptar significa representar un papel falso, el papel del “muy espiritual, el que acepta profundamente, el de la persona completamente en paz”? No. La aceptación no es un papel, y no es personal. La profunda aceptación significa alinearse con las cosas tal y como son realmente. Significa mirar a la vida de frente, en este momento. Significa poner atención a lo que hay aquí, a lo que ha sido dado, al lienzo real. Significa soltar falsas esperanzas y sueños y despertar a lo que es realmente cierto. Significa poner fin a la guerra, viendo “a través” de la ilusión de un “yo” separado de este movimiento misterioso de la vida. Significa decir sí a la escena presente de la película, incluso si no es la escena que planeaste o esperaste. #PreviaCumpleMañana

Una publicación compartida de Viviana (@vivianacanosaok) el