Martín Casar sorprendió a todos. Tras separarse de Morena Rial, el joven decidió taparse el nombre de la hija de Jorge que tenía tatuado en una de sus piernas. 

En Instagram, Casar publicó la nueva imagen que se hizo en la pierna: la cara de uno de los perros que tenía con Morena cuando eran novios. 

"Reconocer un error no es humillarse. Es crecer como persona", escribió en una Historia de Instagram donde mostró el nuevo dibujo terminado.

Lo más sorprendente es que Morena publicó una imagen junto a su actual pareja, Facundo Ambrosioni, acompañados de los perros.

Días atrás, en DiarioShow.com, Casar había dicho sobre su ex: "Le deseo lo mejor en su vida y quiero que sea muy feliz de todo corazón. Se lo merece por siempre salir adelante sola. Es una gran persona por más que digan lo que digan de ella. Yo soy el único que conoce toda su vida y estuve un año de novio, por eso quiero que siempre sea feliz y que le sonría a la vida y toda esa gente que habla mal de ella que empiece por uno mismo".