El abogado Fernando Burlando relató esta mañana el pánico que vivió junto a su novia, Barby Franco, en un hotel de Las Vegas, en los Estados Unidos, a metros de donde se produjo un tiroteo en el que murieron al menos 58 personas y otras 500 resultaron heridas.

"Estuvimos tirados en el piso sin saber qué pasaba y sin poder levantar la cabeza. También nos apagaron las luces. En un momento pensé ’acá, uno va para mí’. Por eso me puse encima de Barby. Es más, también pensé que podía ser una bomba", relató.

El ataque se produjo anoche durante un recital de música country que se realizaba en uno de los salones del hotel-casino Mandalay Bay, cuando según las primeras informaciones oficiales, un tirador disparó desde el piso 32 contra la multitud. Burlando contó que en ese momento se encontraba junto a Franco en otro de los salones presenciando una obra de teatro, que se interrumpió abruptamente por el ataque.

"En un momento avisan de la producción que nos quedemos todos sentados en el mismo lugar, pero no nos informaban absolutamente nada. A mí me informaban amigos periodistas argentinos. Después del cuarto pedido de la producción de que nos quedemos sentados, hubo una comunicación de la policía donde nos piden que nos tiremos al piso", detalló. El abogado cuestionó además el accionar de la policía estadounidense ya que, según dijo, en ningún momento informaron sobre la situación que se vivía a metros de la obra de teatro. El sheriff Joseph Lombardo, en una rueda de prensa, confirmó que la policía mató al atacante, residente de la ciudad.