Marcelo Tinelli es el hombre más importante de la televisión, no sólo en su faceta como conductor sino porque está al frente de una producción más que redituable, es empresario y hasta existen indicios de un posible futuro político. Por ello, cualquier paso que dé el animador puede modificar todo el aparato televisivo y comercial que se mueve gracias a " ShowMatch".

En los últimos días trascendió que Cristóbal López finalmente vendió el Grupo Indalo a OP Investments, el fondo inversor radicado en los Estados Unidos, representado en la Argentina por Santiago Dellatorre y Damián Burgio. OP adquirió 100% del paquete accionario del grupo y ello implica grandes cambios para Marcelo, pues si Indalo cambia de dueños, él cambia de jefes.

En exclusiva, DiarioShow.com tiene datos desconocidos de la negociación entre Marcelo y un emisario del grupo inversor. "No hay plata", dijo tajante el empleado de OP. El astro de la tevé reclamaba los sueldos atrasados de todo el año, que le habían pagado con cheques y le vinieron rebotados. Queriendo mostrar su poder, Tinelli amenazó: "Entonces no hago el programa". La respuesta fue más dura aún: "Hacé como quieras. No lo hagas".

Por consejo de abogados, un mensaje hablaba de "Sugiero que esperemos 48 horas" de ambos lados, para tratar de que la situación se calme. La palabra "sugiero" fue usada varias veces. Esta primera parte tuvo lugar el miércoles. El jueves, Tinelli fue al aire con su programa. El viernes por la tarde, el conductor desató su furia por Twitter. "Qué loco que antes era duramente criticada la venta del Grupo Indalo y ahora, con este fondo OP, prácticamente desconocido, guarden silencio. ¿La Justicia y la AFIP aprobarán la venta de acciones de Indalo a este grupo OP, de unos señores Rosner, Burgio y Dellatorre? Rosner es la cara visible de un fondo no muy conocido, que dicen adquirió sin due diligence (investigación de una empresa antes de firmar un contrato de compra/venta) el Grupo Indalo. ¿Alguien lo avala? El fondo OP dice: La compañía es inviable. No nos interesa. O la comprás vos o la concursamos o quebramos. Unos dulces".

El grupo inversor tiene en claro que antes que pagarle a Tinelli, prefieren pagarles los millones adeudados a los empleados. El mensaje que llegó a quienes conducen los diversos medios (radio, TV, webs y gráfica) es que todo seguirá igual en la línea editorial. Quizá dentro de una semana, o diez días, anuncien una cara visible. No se descarta que dentro de no mucho tiempo pongan a todos los medios "en valor" y aparezca un nuevo comprador.

Para OP, los nuevos dueños del Grupo Indalo, si Tinelli sigue o no, si hace o no el programa, no es prioridad ni obstáculo. Según revelaron fuentes del grupo de medios, "hay otros problemas más importantes que Tinelli". ¿Cómo continuará esta historia? Puede tornarse en un verdadero escándalo para la historia de nuestra pantalla chica.