Susana Giménez recibió en su living a Silvia Süller y habló por primera vez del tratamiento que se realizó con Giselle Rímolo, quien el miércoles fue detenida y trasladada a una clínica por problemas psiquiátricos. La "falsa médica" está condenada a 9 años de prisión por ejercicio ilegal de la medicina y estafa. 

"La causa de Rímolo no hubiera salido a flote sin mí. Estuvo 9 años matando gente. Hay 20 muertos. Nunca me llamaron a declarar", reveló Silvia. Además, aseguró que la ex de Silvio Soldán se dedicaba a la prostitución en el garage de su casa: "Su madre daba los turnos".


Rímolo atendió a varios clientes famoso entre los que se encontraba Susana. Por primera vez, la diva habló de su experiencia. "Me dio unas pastillas para adelgazar. Yo nunca las tomé. Un día me miré al espejo y dije: 'Estoy hecha una vaca'. Me la tomé, llegué al canal y me agarró un dolor de cabeza que casi me muero. Vino el médico y tenía 20 de presión", relató.

"Tuve un mini derrame. Se me explotó una venita en el cerebro por la presión. Me internaron una semana", detalló la conductora.

"Era puro veneno lo que daba Rímolo. A Tití Fernández (otro de los pacientes famosos) un médico le dijo que si tardaba un día más en ir se moría", acotó Silvia. La mediática apuntó hacia su ex, Soldán, y aseguró que él fue el autor intelectual de la clínica ilegal de la falsa médica. "Él puso más de 2 millones de dólares para que lo saquen de la causa. Yo iba con el auto y lo seguía y lo veía entrar a la clínica. Ganaban 150 mil dólares por día", disparó.


Por otro lado, Süller aseguró que Soldán y Rímolo no eran pareja: "Ni se veían. Ella trabajaba todo el día y después tenía 'otros clientes'. Entre ellos Passarella". 

Luego llegó el momento del humor con la vuelta de una famosa pareja. El Mago Black y Miguel del Sel personificando a "La Tota" visitaron a Susana y a Lizy Tagliani.