Durante muchos años, Diego Maradona y Susana Giménez mantuvieron un estrecho vínculo. El ex futbolista era un invitado asiduo en el living de la diva y la buena onda entre ellos era de público conocimiento.

Hasta que un día, la rubia invito a Claudia Villafañe, ex mujer de Diego, a su programa y rompieron una cautelar que Maradona les había impuesto. La medida les impedía nombrarlo a él y a Diego Fernando Maradona Ojeda durante el show.

La fiscalía de San Isidro se encargó, el año pasado, de imputar y notificar a la diva que había incurrido en el delito de desobediencia al no haber respetado la medida impuesta por el doctor Mariano Sohaner.

Luego de ser notificada, Susana dio una extensa entrevista "Crónica" y se lamentó por el cambio actitudinal de su ex amigo. "Él está cambiado… Era un tipo bárbaro, buen amigo, gracioso y no quedó nada de eso. No supo aguantar ser el tipo más famoso de la Tierra", había disparado la diva.

Este viernes, el litigio entre ambas celebridades llegó a su fin y, la rubia salió victoriosa del enfrentamiento legal.