En cuanto explotó la polémica entre Wanda Nara y Mauro Icardi, problema en el que la China Suárez quedó implicada como la tercera en discordia, Susana Giménez aprovechó para hacerle una íntima entrevista a la pareja desde su hogar en París.

Una vez que terminó el rodaje y el adelanto de la charla se emitió en la pantalla de Telefe, la diva regresó a la Argentina en la mañana del sábado en un avión de Air France... ¡en clase turista! Algo totalmente impensado para la exitosa conductora que suele volar en su jet privado, en primera clase o business.

Susana Giménez solo viaja en su jet privado o en primera clase.
Susana Giménez solo viaja en su jet privado o en primera clase.

 Los presentes en el vuelo que llegó alrededor de las nueve y media en la mañana del sábado se sorprendieron al ver a la figura sentada en un asiento de clase turista. Según Susana, todo se debió a un error de la aerolínea que había vendido dos veces su pasaje.

Para recompensar a Giménez, la empresa decidió ofrecerle tres asientos para ella sola en la primera fila de la clase “económica”. Sin molestarse realmente por este detalle, la diva vivió una nueva experiencia a bordo de un avión a sus 77 años.