Cinthia Fernández expuso en las cámaras de televisión su nueva crisis con Matías Defederico. En varias oportunidades, la bailarina de "Mahatma" se largó a llorar desconsolada por el mal momento que atraviesa su matrimonio con el futbolista, padre de sus tres hijas. 

Ahora fue momento del jugador de romper el silencio y contar su versión de la historia. "Es un momento difícil para los dos... Me fui a España para tomarnos un espacio, pensar las cosas bien. Estamos mal los dos, es difícil por las nenas. La separación no tiene por qué ser definitiva, hoy es algo indefinido. Pero estamos separados. Ni yo ni ella sabemos qué va a pasar. Hemos pasado un montón de estos momentos. ¿Si es la crisis más grande desde que estamos juntos? Para mí sí", asumió el futbolista en diálogo con "Infama recargado".  

"La decisión de separarnos fue mía. El problema es de la pareja, no soy yo solo la pareja. Hoy por hoy es así, soy yo el que no quiere volver. No sé mañana, es una separación, no sé de cuánto tiempo", contó Matías.

Defederico se quebró al hablar de sus tres hijas y a las acusaciones de "abandonarlas". "Yo también tengo días a la noche que lloro… Me hace llorar todo, la situación. No es fácil porque yo tengo redes sociales y parece que siempre soy el ogro de la película y yo también sufro la distancia de mis hijas, estando separado o en pareja… Me tocó estar mucho tiempo afuera, lejos de mis hijas, sin verlas crecer. Entonces hay cosas que a veces me tocan el culo y me duele porque como pareja puedo aceptar cualquier cosa que me digan, pero como padre no porque siempre traté de dar lo mejor. A ella le tocó tener esa reacción justo en una nota, pero yo también la paso mal, lloro y extraño a mis hijas", finalizó.