Sol Pérez no quiere que nadie use el apodo con el que se hizo famosa, "La chica del clima".

La rubia está ofendida por la actitud que tomó TyC Sports de contratar a otra mujer para dar el pronóstico del tiempo y recurrió a Fernando Burlando, para registrar en Marcas y Patentes el apodo de "La chica del clima" a su nombre para que no pongan a otra con ese mote en su lugar.

Consultada por DiarioShow.com por los motivos puntuales de la decisión de patentar su alias, Pérez explicó que “no le parece correcto que se use en otra persona, porque hace alusión directa a ella”.

El alegato de Sol es que en el inconsciente popular, su nombre y el seudónimo son cuasi sinónimos, y aunque asegura no tener nada en contra de Marina Señuk, su reemplazo por el verano, es contundente con sus palabras: “La patente ya está concretada y abarca a todos los medios. Pueden usar ‘la pronosticadora’, ‘la meteoróloga’, pero la ‘chica del clima’ soy yo”.

Señuk es una modelo de 25 años, perteneciente al staff de Pancho Dotto desde sus 15, quien a pesar de que debía llenar los zapatos de una de las mujeres más bellas de la pantalla chica, no pasó inadvertida y en su primera semana de trabajo revolucionó las redes sociales. “No la conozco a ella pero sabía que iba a tener un reemplazo. Sigo vinculada a la empresa y estamos negociando para saber qué lugar ocuparé a partir de marzo. A mí me dijeron que iba a conservar mi puesto. Estamos evaluando varias propuestas y por suerte tengo muchas oportunidades de trabajo”, indicó Sol a este medio sobre la joven que pretende destronarla.

Las intenciones de la empresa no coinciden mucho con lo que plantea la rubia. “Dijeron que estaban buscando otro tipo de perfil; en principio no habría cabida para su vuelta. Seguiría en otro programa del canal. ‘Ya diste lo que nos podías dar’. Conclusión: esta pelea se judicializa”, contó la periodista Marina Calabró.

El posible desplazamiento de Sol hacia otro programa se percibe entonces como un resquebrajamiento de la relación de la joven con la compañía, que aunque pretende quedarse con la patentada “chica del clima”, busca nuevas caras para su plantel femenino.