Silvia Süller no aguantó más en el Hospital Ramos Mejía, donde se encontraba internada, y contra la orden médica, decidió darse de alta. La mediática había sufrido un infarto agudo de miocardio, por lo cual debió ser intervenida de urgencia en el Hospital Argerich. Le colocaron un stent y de allí fue trasladada al Ramos Mejía. En una charla con Intrusos, dijo que el infarto fue por "angustia, depresión y cosas feas que pasaron en este último tiempo".

 

Pero el sábado por la noche, desoyendo a los profesionales que le recomendaban que se quede para seguir con los controles, y firmó su alta voluntaria, porque no soportaba más estar en ese lugar. "Silvia está bien y recuperándose de a poco. Muchas gracias por tantos comentarios buena onda. Los queremos", escribió Guido, su hermano, para llevar tranquilidad a todos, pues desde su salida del hospital nadie conoce su paradero.

 

Además, el domingo, la mediática publicó un llamativo mensaje en las redes: 
 

��♀️��♀️��♀️����������������

Una publicación compartida de Silvia Suller (@sullersilviaok) el

Por supuesto, recibió el aliento de sus seguidores en los comentarios de aquella publicación: "Mejora divina", "Arriba ese ánimo, pronta mejoría", "Cuidate", " Recuperate pronto. ¡Te adoro!", fueron algunos de los saludos que recibió. 

¡Fuerza Silvia!