@tomasdv55

Si de mujeres fuertes con carisma y camino andado en el medio se habla, Susana Roccasalvo es palabra mayor. La conductora, que forjó su popularidad en el histórico programa de espectáculos que compartía con Carlos Monti, “Rumores”, nunca le soltó la mano al rubro y hoy sigue tan vigente como siempre en “Implacables”, el programa que lidera todos los fines de semana. “Para mí era todo nuevo”, rememora Roccasalvo en entrevista exclusiva con DiarioShow.com sobre sus comienzos en aquel ciclo. “Fueron siete años de un éxito maravilloso. Nos llamaban Suar, Tinelli y las discográficas para promocionar. En un momento éramos el único programa que hacía espectáculos, no estaba ´Intrusos´, no estaba nadie. El Potro Rodrigo se presentó en ‘Rumores’ y yo no sabía ni quién era. Todo ese movimiento lo extraño”, admitió.

Su visión sobre la actualidad del rubro en el que se desempeña no es tan alentadora, en comparación: “Es una época de espectáculos paupérrima, muy pobre. Antes teníamos 30 o 40 notas de parrilla diarias y hoy rasguñás 5 o 6, porque el artista no sale a comer, no quiere hablar, presenta menos proyectos”.

Esto se lo adjudico, primero, a la falta de trabajo, que es un tema social y económico de nuestro país. Mirás la televisión y no hay ficciones. El teatro está más o menos. Desde lo mediático también se siente la falta de Marcelo”, afirma Susana.

“Y los jóvenes tienen otra mentalidad”, agrega la animadora. “Antes los actores se maquillaban para hacer una nota. Hoy los encontrás a cara lavada, con anteojos y el pelo recogido con un gancho. El producto está muy trabajado para que pueda rendir, porque materia prima no hay” describe. “Implacables” la encuentra en un momento de su vida mucho más calmo y el camino recorrido le es de gran ayuda en el desafío. “Hoy mi hija (Belén) vive sola, yo estoy sola. También tengo mucha más experiencia. Aunque es el fin de semana el programa, a partir del miércoles yo voy al canal porque me gusta decidir algunas cosas, definir, estar informada. No entra en mi cabeza llegar el mismo día que salgo al aire y preguntar qué hay que hacer”, asegura Roccasalvo.

El arribo a la televisión de personalidades surgidas en las redes sociales no le gusta demasiado. “Esto se resuelve muy fácil. Vamos a los ratings y vemos cuánto miden. Una cosa es ser influencer y la otra es tener rating. Hasta ahora no vi a nadie ‘wow’, los seguidores les servirán para otra cosa, pero rating no marcan”, concluyó.