Hugo Arana es uno de los actores más prolíficos del país. Desde los 70 trabaja en teatro, televisión y cine, con papeles recordados tanto en el drama como en la comedia. Recordado por varias generaciones como el padre que se emocionaba con los escarpines que le indicaban que iba a tener un hijo, formando dupla con Luis Brandoni en “Made in Argentina”, haciendo humor como “Huguito Araña”, o como “El Groncho”, entre tantos otros personajes, el presente del artista no es el mejor.

“Vivo el día a día, es muy difícil. Terminé hace tres semanas una obra con la que hicimos gira, “Rotos de amor”, íbamos a las provincias y era saltar de 307 entradas a 68. No me estoy quejando porque realizo la tarea que amo, sé que no es sencillo, no todo el mundo labura de lo que ama. La vocación es algo singular y a mí me apareció, amo mi profesión y desde ese lugar me siento rico, me siento bien”, contó en una entrevista en radio Rivadavia.

Analizó la actualidad el país.

Pero detallando sobre la actualidad, admitió que para llegar a fin de mes “tengo dificultades. Yo estoy jubilado, cobro once mil y pico de pesos y tengo la obra social de actores. Me operaron del corazón y tomo siete medicamentos por día. Gasto 7.300 pesos por mes en medicamentos, con todos los descuentos de la obra social. Me imagino un jubilado que no tiene trabajo, que es una persona mayor. ¿Cómo hace? Se le va la jubilación en medicamentos”.

En 2013, sufrió un infarto cuando grababa el programa “Vecinos en guerra”, que se vio en Telefé. Sobre la rutina de sus días, exclamó que “he ido cuidando el dinero pero hace tres años vendí el auto y me manejo sin vehículo porque si hago números es una locura lo que sale el auto. Saqué la tarjeta Sube y es toda una experiencia. La gente me pregunta ‘qué hace acá’ y le digo ‘estoy viajando’”.

Sobre cómo afecta la crisis al ambiente teatral, manifestó que “yo estaba en Multitabarís y era tremendo. Después estuve en el Multiteatro y quienes venían en auto lo dejaban a quince cuadras y se tenían que tomar taxi o colectivo para llegar al teatro. No sé en qué se mejoró ensanchando así la vereda de la avenida. Puedo creer que es un negociado, puedo pensar cualquier cosa. Puedo pensar que quieren dar una imagen de Broadway. Pero a como está el país, no le encuentro razones, salvo un negocio de capitales”.

Hablando sobre política, destacó que “yo no confiaba en el gobierno pero nunca imaginé tanto. Sacando la época militar, estamos viviendo una de las peores épocas. El año pasado, haciendo teatro en la avenida Corrientes y saliendo a la medianoche, nunca vi tanta gente durmiendo en la calle, hay familias con bebés, te vas enterando de la cantidad de comedores, hay cosas inexplicables, duermen debajo de los techos de las paradas de colectivos”.

Ver más productos

San Juan de Capistrano

La Iglesia recuerda a San Juan de Capistrano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Cronishop: una manera sencilla de comprar

Cronishop: una manera sencilla de comprar

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Como atraer a los Millennials al mundo del vino?

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos