Hace poco más de un mes, la Corte Suprema de Justicia confirmó la condena de  Giselle Rímolo por homicidio culposo y estafas reiteradas, a la pena de nueve años de prisión de efectivo cumplimiento.

Este martes, la jueza nacional de ejecución penal, Jimena Monsalve, decidió no concederle a la mediática la prisión domiciliaria solicitada por la defensa y en consecuencia la condenada ingresará a la presión de Ezeiza bajo el programa de tratamiento PRISMA.

"PRISMA" es un modelo que contempla un monitoreo de 24 hs. Desde la cárcel, Giselle recibirá el tratamiento psiquiátrico pertinente, así como también, en su caso, podrá ser controlada clínicamente por el Hospital Penitenciario Central del Complejo Federal Penitenciario N° I de Ezeiza.

Semanas atrás, el momento de la internación psiquiátrica

La magistrada fundó su decisión en el resultado de los informes emitidos por el Cuerpo Médico que asesora a los jueces. "Ningún profesional de la salud recomendó la detención, e internación, de carácter domiciliario", sostuvo la jueza en su fallo y agregó: "La patología que ha justificado su certificación de discapacidad, por vía de principio, podrá ser atendida en el ámbito del programa específicamente diseñado para personas privadas de libertad con patologías psiquiátricas, por personal que no forma parte del Servicio Penitenciario Federal".

Ver más productos

Cuarentena y niñez: todo para acompañar a los más chicos

Cuarentena y niñez: todo para acompañar a los más chicos

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena, encierro y libertad

Cuarentena, encierro y libertad

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Días en casa: aprendé astrología

Días en casa: aprendé astrología

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

La historia del robo del siglo

La historia del robo del siglo

Necesitamos un Ruido de Magia

Necesitamos un Ruido de Magia

Ser hincha es contagioso

Ser hincha es contagioso

Ver más productos