Floppy Tesouro y el empresario Rodrigo Fernández Prieto viven una relación más que consolidada con su pequeña hija Moorea, de un año. Sin embargo, la pareja decidió afianzar la unión y casarse en Uruguay.

El evento será el 2 de diciembre en un lujoso hotel de San Ignacio, donde asistirán las personas más allegadas a los novios. 

Antes de ser pareja, Floppy y Rodrigo fueron amigos durante años, hasta que nació el romance y no se volvieron a separar.