@Rfilifhera

Santiago Bal formó parte de esa pléyade de cómicos y humoristas que recrearon sobre los escenarios, divertimento y gracia por doquier. El actor ha confesado, una y otra vez, que ha sido un emergente de ese género que lo ungió, luego, para otro tipo de responsabilidades. En consecuencia, la revista fue el terreno de acción en donde el actor se formó de la savia artística de grandes colegas e inolvidable vedettes.

Compartió con Pepe Arias, Adolfo Stray, Pelele y Barbieri, Alberto Olmedo, Jorge Porcel, Juan Carlos Scazziota, José Marrone, Juanita Martinez, Mario Sánchez, Susana Brunetti y las hermanas Ethel y Gogó Rojo, espléndidas secuencias de comicidad.

Santiago Bal

En charla con Crónica, Santiago expuso varias veces que “todos esos grandes cómicos me proveyeron de la dinámica, la presentación, el desarrollo y el remate en lo que denominamos el trabajo humorístico en un escenario revisteril. Por otra parte, fueron actores de una calidad interpretativa de primer nivel. Durante parte del día, filmaban, mucho de ellos, historias de corte dramático para la época de oro del cine nacional; en tanto, a la noche, desplegaban su carisma en los 'templos' de la revista porteña como el Maipo y el Nacional. Con todos ellos yo me formé y adquirí una enorme conciencia en relación a la efectividad del trabajo del actor sobre su personaje. Han sido para mi años maravillosos”.

Cabe recordar que en los años 70, constituyó una importante sociedad creativa junto a Alberto Anchart, circunstancia que le permitió salir de gira por todo el país y, también, con proyección internacional, recorriendo, en este sentido, Latinoamérica y Europa.

Sin embargo, el aporte de Santiago Bal en la revista no fue excluyente desde lo interpretativo. También transitó un valioso rol como dramaturgo y, a su vez, en calidad de director, desafios que desplegó con su acostumbrada idoneidad.

Sus participaciones en espectáculos como “Los años locos del Tabaris”, “Hola mami, hola señor”, “Que noche de casamiento”, “Increiblemente juntos”, “Yo amo Carlos Paz” y “La argolla en la nariz” dieron cuenta de su generosa versatilidad.

Ver más productos

Santo Tomás de Aquino, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a santo Tomas de Aquino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos