Rúrik Gíslason es un futbolista islandés que juega de volante y enloqueció a todas las argentinas tras su participación en el Mundial

Con 1,84 metros de altura, ojos verdes y un porte físico escultural, el rubio que tiene locas a las argentinas y mujeres de América Latina, fue modelo y pasó tiempo entre cámaras. 

Rúrik Gíslason

En el 2016 y 2017  se postuló como candidato a las elecciones parlamentarias de Reikiavik, aunque no logró obtener una banca.

Lo cierto es que la vida del nuevo galán pegó un giro de 180 grados cuando enfrentó a la Arrgentina. 

Rúrik Gíslason

Sin embargo, el rubio nunca se imaginó lo que estaba pasando en el mundo virtual mientras él buscaba un resultado positivo para su país, dado que la tribuna femenina se prendió fuego y sus seguidores pasaron de ser 30.000 a 1.200.000 en el transcurso de tres semanas.

Si bien la eliminación de Islandia es un hecho, el jugador se tomó las cosas con tranquilidad y ahora revisa el mapa para ver dónde va de vacaciones. Esta inquietud la manifestó en una de sus publicaciones en Instagram y despertó la ansiedad de las mujeres que lo siguen. "Ahora es el momento de unas vacaciones. ¿A dónde debería ir? Sudamérica parece un destino divertido", lanzó en medio de un balance de su experiencia futbolística, mientras muchísimas mujeres ya lo esperan de este lado del continente.

 

Pese a su flamante popularidad, el futbolista que tiene convicciones fijas dejó un mensaje claro: "Mi único objetivo ahora mismo es el fútbol. Me hace muy feliz que a la gente le guste lo que hago, pero no puedo decir mucho más. En estos momentos, paso mucho menos tiempo en Instagram que antes. Mi único foco es el fútbol y lo único que me importa es jugar bien para Islandia".

 

New York City strolling!

Una publicación compartida de Rurik Gislason (@rurikgislason) el

��

Una publicación compartida de Rurik Gislason (@rurikgislason) el