A horas de volver a la televisión con la ficción "Mi Hermano es un Clon", Nicolás Cabré se atrevió a ir a los almuerzos de Mirtha Legrand y se mostró más amable que nunca. 

El actor confesó que a medida del paso del tiempo se fue ablandando su relación con los medios de comunicación y, más allá de su madurez, gran parte de ese cambio tiene que ver con Rufina, la hija que tuvo con la "China" Suárez.

"Es el amor de mi vida", dijo súper embobado sobre su hija de cinco años, a quien le dice "Chiru" en la intimidad. 

Además, Cabré contó que mientras actuaba en "Sugar", muchas veces Rufina lo acompañaba y se divertían juntos porque para la pequeña, estar en el detrás de escena, era como estar en "Disney". Entre los brillos y las bailarinas, la niña llegó a hacerse grandes amigos, los cuales invitó a su último cumpleaños. 

"A mí me alegra y me tranquiliza tenerla al lado, verla feliz, ver que sociabiliza que se vale por ella misma. El año pasado le hicimos el cumpleaños para los compañeritos y tuve que invitar a adultos que son amigos mios y tuve que hacer un cumpleaños para 60 personas", comentó el actor.  

Finalmente, Mirtha le pidió al actor que le presentara a la criatura, sin embargo, el cuidado que tiene por su hija ante las cámaras es riguroso y no quiere mostrarla al aire. "No en la cámara, después te la presento", concluyó Cabré.

�� Mi budita amada ��

Una publicación compartida de China Suarez � (@sangrejaponesa) el

Por otra parte, la "Chiqui" le preguntó acerca de su estado romántico y fue directo al grano: "¿Tenés novia?". 

Sorprendido por la interrogación Cabré dijo: "Estoy muy bien". 

"Eso quiere decir que sí", contestó Mirtha. 

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos