Malos vientos rodean la humanidad de la abogada mediática por excelencia de la farándula nacional. En efecto, el Tribunal de Disciplina del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal suspendió por un año la matrícula a la conocida letrada Ana Rosenfeld por haber dejado la defensa del actor Juan Darthés justo antes de que el colectivo de actrices lo denunciara por el caso de abuso sexual contra Thelma Fardín.

Dicho vaticinio que había sido adelantado por DiarioShow.com en forma exclusiva hace un año, finalmente, se cumplió. El Colegio que nuclea a los abogados resolvió “imponer a la abogada Ana Mirta Rosenfeld la sanción de suspensión por un año en el ejercicio profesional, la que se hará efectiva a partir de los 30 días de quedar firme”. Rosenfeld podrá seguir desempeñándose como abogada ya que restan instancias de apelación.

Según explicaron en el Colegio, la decisión del Tribunal de Disciplina es apelable ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal y, luego, ante la Corte Suprema de Justicia. Cabe destacar que si la abogada apela este fallo ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo -como se espera que lo haga en las próximas horas-, la sentencia podría quedar inmediatamente suspendida. La resolución es severa y poco frecuente la suspensión de la matrícula, en tanto, la sanción, ante este tipo de circunstancias, generalmente suele ser un apercibimiento de carácter económico.

Sin embargo, la denuncia contemplaba el hecho de violar el secreto y la ética profesional al renunciar a la defensa, dar por hecho que le cree a la denunciante y perjudicar, así, a su cliente. Un panorama que cambiará la vida de la muy popular protagonista de los principales ciclos de chimentos y escándalos.

El primer llamado

Lo primero que hice fue llamarlo a Darthés y le dije que yo tenía un límite, que no voy a defender nunca a una persona sospechada, acusada ni denunciada de un delito de tal magnitud. Así que le presenté mi renuncia”, argumentó Rosenfeld en “Intratables”. “Thelma tuvo una valentía única para explicar y decir lo que vivió cuando tenía 16 años”, comentó la abogada, quien debió lidiar entre sus contradicciones como profesional y su defensa por los derechos de la mujer. Fue allí que Fernando Burlando, quien ya trabajaba junto al actor, se hizo cargo en carácter exclusivo de su defensa. Un año después, la renuncia de Rosenfeld trajo sus consecuencias.

Falta de ética

Ayer, cerca de las 21, la letrada respondió a la decisión del Colegio Público de Abogados de anular su matrícula por un año por no defender a Juan Darthés luego de que tomó el caso. “Es grave y de una falta ética de magnitud que la Sala I del Tribunal de Disciplina del Colegio Público de Abogados haya dado a conocer una información de la cual aún no he sido notificada. Me siento atacada como mujer, no como abogada”, agregó. Ahora, Rosenfeld tiene un tiempo para apelar. La Cámara Contencioso Administrativa Federal decidirá si confirma o rechaza esta sentencia. Hasta ese momento, la abogada puede ejercer su profesión.

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos