A pocos días del estreno de "El Marginal 4", una de las escenas que más se viralizó de la ficción creada por Sebastián Ortega fue la tremenda pelea entre Rodolfo Ranni y Gerardo Romano, los actores que interpretan a dos personajes de mucho poder: Benito GalvánSergio Antín.

La escena viralizada los encuentra a los dos directores dedicándose fuertes palabras, razón por la que miles de internautas la calificaron como una de las mejores discusiones de "El Marginal".

Tras la lluvia de memes en las redes, Rodolfo Ranni habló con DiarioShow.com sobre cómo hizo para construir este violento encuentro: "Va a haber un gran enfrentamiento con Antín, director de todos los sistemas carcelarios. Y de hecho le dice a la gente: ´Ojo, que yo no soy el pelotu... de Antín´."

Rodolfo Ranni y Gerardo Romano en 'El Marginal 4'.
Rodolfo Ranni y Gerardo Romano en "El Marginal 4".

"Estamos dentro de un infierno que se recorre más por los caminos intelectuales. Mi personaje es un tipo que habla de la honestidad en todo momento y es el menos honesto del mundo. Es que esa es a su manera, inevitablemente, la honestidad que él pregona. Y una y otra vez advierte: ´Esta es mi cárcel y acá se hace lo que digo yo´", sentenció el actor de 84 años.

En ese sentido, Ranni calificó las batallas que su personaje tiene con Antín como "extraordinariamente duras". Además, no dudó en poner como punto de partida para esta discusión su trabajo junto a Gerardo Romano en "Zona de Riesgo", una miniserie donde se abordaban temas como la drogadicción, homosexualidad, corrupción e infidelidad.

Ante la pregunta "¿Cómo creés que encaja este personaje en tu trayectoria?", el actor respondió: "Realmente, no lo tengo pensado. Es un determinado laburo y esto, en última instancia, lo determina la gente. Es lo mismo que sucede con el público en el teatro. Si no hay público, el teatro no existe: laburaría para mí, sería la nada. A mí me encantó, estoy orgulloso de que me hayan citado Sebastián Ortega y Pablo Culell, pero lo demás depende de la gente que ve el programa. Yo no pienso en eso. Yo voy, laburo, me garpan y me voy a mi casa. A mí no me sorprende que alguien haga bien lo suyo, me sorprende que alguien lo haga mal. No voy haciendo mi personaje por la calle. Y esto es lo bueno de mi laburo: que uno no tiene nada que ver con los personajes que está realizando. Yo actúo y hago una cosa que no tiene nada que ver conmigo. El personaje queda en el imaginario de la gente y la gente, después, dice lo que le pareció ese trabajo. Yo ya lo hice, pertenece a la nada, a lo que diga el público". 

Mirá el video del terrible contrapunto entre "Antín" y "Galván" en "El Marginal 4"