Se dedica al negocio gastronómico hace varios años, pero Roberto García Moritán, que tiene dos restaurantes en la ciudad de Buenos Aires y una ONG (Asoci.ar), sabe que su nombre cobró fama nacional al convertirse en el marido de Pampita. ¿Cómo cambió su vida desde entonces?

El empresario, de 43 años, reflexiona y cuenta: "Hay algo que está pasando a partir de mi nuevo mundo con Carolina, que tiene que ver con que tengo que empezar a definirme. Yo antes podía ir siendo lo que tenía ganas de ser y nadie me preguntaba, entonces uno se iba construyendo todo el tiempo sin tener que ponerse etiquetas. Ahora me veo un poco obligado a tener que explicar cómo es que caí y quién soy, y a veces tengo que sentarme a armar una especie de sinopsis de qué soy, y en eso me di cuenta de que estoy en constante transformación, porque yo hice todas las cosas como se suponía que tenía que hacerlas: fui al colegio, después a la universidad -estudié Economía, hice dos posgrados y una maestría en Finanzas- y no sé bien por qué lo hiceà Se suponía que tenía que hacerlo y para mí era como un mandato que no me cuestionaba".

Roberto García Moritán
El marido de Pampita tiene tiene dos restaurantes en la ciudad de Buenos Aires y una ONG (Asoci.ar).

Decidido a formar una imagen pública fuerte y propia, "Robert", como le dicen sus amigos, sostuvo en diálogo con Revista Gente: "Después, la parte de la gastronomía y de mi vida como emprendedor surge a partir de mi necesidad de hacerme preguntas. Yo siempre tuve inquietudes, de muy chico tuve negocios que dejé cuando arranqué la carrera universitaria, pero mi momento vinculado a la gastronomía fue más que nada rebelarme contra mí mismo. Fue un momento de muchísimos aprendizajes, porque yo no sabía absolutamente nada de gastronomía, y arrancamos con mi hermano, Francisco, y para los dos fue una aventura espectacular, llena de altibajos, donde tuvimos momentos de crecimiento y de caídas".

García Moritán cuenta que también se dedicó a las relaciones públicas: "Fue parte también de mi vida. Yo siempre trabajé, siempre hice negocios y de chico trabajé en bares y boliches. Igual, la vida social también tiene que ver con esta búsqueda constante mía".

"Si a mí hoy me preguntás qué es lo que soy, yo siento que sigo buscando; que estoy más cerca y lo que me identifica no es tanto mi vida vinculada a la gastronomía, sino a lo social. Yo soy todo lo que creo que puedo llegar a ser cuando estoy dando una mano o trabajando para la gente. La gastronomía me encanta, hacer negocios me encanta, la adrenalina del emprendedor me gusta muchísimo, pero no sé si soy del todo eso. A mí me parece que nunca terminamos de ser grandes para nada, y siempre hay tiempo para aprender y para transformarse. Y hoy estoy en un momento en el que me estoy reconvirtiendo en, quizás, lo que más me identifica, que es alguien que trabaja para quien más lo necesita. Pero todavía no llegué a quién soy realmente", concluyó.

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos