En "Dulce amor" estalló el escándalo entre Calu Rivero y Juan Darthés. Allí fue donde comenzó, según denunció la actriz, el acoso del galán hacia ella.

La novela se grabó en 2012 y recién en 2017 ella se animó a relatar las angustiantes situaciones que vivió con Darthés. En aquel momento, la situación fue tan mala que obligó a Calu a dejar la ficción en medio de la temporada y radicarse en el exterior.

Juan y Calu en "Dulce amor"

Mientras el actor arma su defensa con dos potentes abogados como Ana Rosenfeld y Fernando Burlando, apareció el testimonio que faltaba:  Quique Estevanez, productor de "Dulce amor".

"Me reservo todas las opiniones que tengo del tema para el momento que tenga que hablar ante un juez. Tengo todo para decir, muchas cosas o pruebas. Lo que pasó pasó, no voy a emitir una sola opinión, yo lo que te puedo decir es que en mi casa no permito que pasen cosas que no corresponden", expresó en diálogo con Carlos Monti por Radio 10.

"Que hablen todo lo que quieran, yo tengo mails, videos, tengo todo, en mi estudio están las pruebas de todo lo que pasó, paso a paso, momento a momento y cosa por cosa. Por eso, no me gusta hablar por hablar, me gusta hablar haciéndome cargo de lo que digo y de lo que diga la Justicia. Si la Justicia mañana a mí me dice 'Estevanez ¿qué pasó?', ahí diré sí, no, pero no puedo hablar por hablar, porque las cosas salen de contexto, y no me parece serio", agregó el productor con cautela.

Por último, Estevanez contó si volvería a trabajar con esta dupla de actores. "Por supuesto, y también la contrataría a Calu. Yo no tengo nada contra Calu, yo no tengo nada contra Darthés, en lo personal no tengo nada contra ninguno de los dos, para mí los dos son ejemplares", sentenció el productor.