Es un tema difícil de abordar, porque se trata del máximo ídolo popular que tiene nuestro país. Diego Maradona, campeón indiscutido del fútbol mundial, vivió muchos años como si fuera inmortal. Su mote de “Dios”, fomentado por los fans incondicionales que lo aman y un entorno que más de una vez demostró no ser el mejor para él, alimentó esa leyenda. Pero tarde o temprano, con físico privilegiado o no, el cuerpo pasa factura.

En los últimos meses se produjeron varios episodios relacionados con la salud de Maradona que indican que las cosas no están bien. Ayer, Luis Ventura informó en “Involucrados”: “Diego está mal de salud. Hace tiempo está mal. Las hermanas lo quieren internar por un tratamiento neurológico. Hay cosas que Diego resuelve sobre la marcha y otras que no puede resolver”, contó el periodista el martes a la mañana en el programa de América.

En el ámbito futbolístico y de las redacciones en general, corre el mismo rumor: Diego tendría síntomas vinculados al Alzheimer, indica en exclusiva el diario Crónica. Según informa la dirección de Neurología del Hospital Alemán, aquellos tienen que ver con “la pérdida de memoria a corto plazo, alteraciones en la atención, el lenguaje, la orientación témporo espacial, y las funciones ejecutivas, es decir, todo lo que sea anticipación mental a un hecho”. El Alzheimer suele ser causa de demencia en personas mayores a 60 años, y según la misma fuente, “hay otros factores emocionales, como son la depresión, el estrés, la falta de sueño, momentos de mucha carga emocional, que podrían simular los mismos síntomas”.

Sus idas y vueltas con la dirigencia de Dorados de Sinaloa, club mexicano del que Diego fue DT el año pasado, terminaron con su salida y su regreso a Buenos Aires. “Hoy tengo que pensar en mí, y en mi salud. Los médicos me piden que pare, porque pasan los años y cada vez me duele más. Tengo que hacerme dos operaciones que vengo postergando desde hace mucho”, explicaba el ex futbolista. Según confirmó entonces su abogado Matías Morla, “por consejo médico le dedicará tiempo a su salud y se someterá a dos operaciones: de hombro y de rodilla”. Ninguna de las dos sucedieron, y a su regreso a nuestro país el 21 de mayo, Diego optó por recluirse en su casa de Nordelta. Si bien llegó a hacerse una resonancia hace unos días por su vieja lesión de ligamentos en el hombro izquierdo -de la que había sido operado hace dos años en Emiratos Árabes-, finalmente la cirugía no se realizó.

El “tour” de Maradona por clínicas fue extenso: en enero debió ser operado de una hernia, producto de un by pass gástrico que le practicaron en 2015. A principios de junio, el Diez fue sometido a una cura de sueño para intentar solucionar su problema de insomnio, según informó Morla. El procedimiento consistía en sedarlo de modo que pueda dormir durante cuatro días, para poder estudiarlo neurológicamente y así recetarle la medicación indicada. Luego de esto, no hubo información oficial sobre los resultados de este estudio.

Como Diego es noticia minuto a minuto, otra de “las suyas” se dio horas después del partido que la Selección argentina perdió contra Colombia en la Copa América. En diálogo con TyC, dijo furioso: “La camiseta la sentís, la con... de tu madre”. Lejos de calmarse, ayer en su cuenta de Instagram el astro chicaneó nuevamente a los jugadores de Lionel Scaloni: “Hola a todos, acá va este video del partido contra Uruguay, que jugamos un día como ayer, en México, por octavos de final. Fue a todo o nada”. ¿Qué le pasa al Diez?

Ver más productos

San Félix de Valois, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Félix de Valois

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos