Natalie Pérez nació el 4 de noviembre, su signo es Escorpio y el arcano que le corresponde es El Colgado, hombre invertido. Los escorpianos tienen características muy especiales, les gusta llegar al fondo de asuntos no resueltos, no paran hasta que lo consigan.

Son personas de mente aguda, astucia y recursos emocionales muy fuertes para salir al paso de las peores situaciones, esconden su apasionada naturaleza detrás de una imagen fría de racionalidad y autodominio; sin embargo son contradictorios entre lo que deben y quieren.

Su parte irracional los hace dejarse llevar por sus impulsos, son controladores y exigentes con amigos, familia, pareja. Su vida toma sentido cuando sienten que hacen algo por alguien; les gusta involucrarse con personas que sufren, tienen un gran corazón pero también son muy negativos: si se enojan, su furia es un volcán, toda esa magia de amor en un segundo puede transformarse.

Tienen talento para descubrir debilidades ocultas y las inseguridades de las personas, por ello cuando ven a alguien que no les gusta, rápidamente se alejan. Si alguien sufre, tienen siempre una palabra de aliento, son personas muy persuasivas, en su mente saben lo que quieren y tienen la capacidad de atraer todo lo que se proponen.

Es casi imposible para ellos creer en otra alternativa a lo que ellos ven y piensan, no saben escuchar. Su gran personalidad hace que caigan bien en todos lados, son atentos al máximo con quien ellos quieren estar bien, son muy independientes y logran llegar de la nada adonde se lo propongan.

Su intuición nata hace que difícilmente se equivoquen en las decisiones que toman. La carta que le corresponde a Natalie Pérez nos habla de querer ver el revés de las cosas cuando no se siente bien, ese negativismo que aflora en ciertos momentos de su vida.

Transita una transformación para superar sus conflictos interiores que requieren fuerza de espíritu y ganas de resolver esos problemas que se hacen pesados. Seguramente en esta etapa de reflexión, las cartas demuestran que logrará superar sus temores y podrá sentirse libre de prejuicios y complejos para poder ser ella misma. Será preferible actuar y correr el riesgo, a equivocarse y haber dejado pasar la oportunidad por miedo a las consecuencias. Las oportunidades están y cerrará un gran año.

Natalie Pérez y sus compañeras de Las Estrellas