Es un rebelde sin causa.

Mike Amigorena nació el 30 de mayo, su signo es Géminis y el arcano que le corresponde es Los Enamorados. Para este signo rige el impulso de la libertad y la independencia, actúa de forma contraria: por momentos positivamente y en otros negativamente. Jamás renunciará a su autonomía, le cuesta mantener una rutina en su vida; nada puede ser monótono ya que se aburre con gran facilidad.

Su necesidad de cambios súbitos y extremos es la adrenalina que los alimenta, a menudo desean ser responsables y cumplidores, pero aunque lo intentan, repentinamente tienen grandes dificultades para cumplir con sus compromisos, aunque dan lo mejor de sí.

En su trabajo suelen provocar enojos a aquellos cuyas expectativas no cumple, aunque luego suelen arreglárselas para salir bien de las situaciones negativas. Son de carácter variable ya que pueden cambiar de ánimo repentinamente, quienes los conocen saben que hoy piensan de una manera y pueden cambiar rápidamente, son como niños, inmaduros.

Su versatilidad está siempre latente, poseen una gran rapidez mental, que les permite brillar en todas las situaciones sociales y laborales, tienen una lucidez que les sirve para aprovechar y sacar lo mejor de cada oportunidad. Con su alto intelecto logran lo que se proponen, aun con su personalidad que hace que se dejen llevar por sus reacciones. Tienen un gran corazón, pero también son capaces de recurrir a las mentiras sin perder su encanto.

La carta que le corresponde a Mike Amigorena representa cambios en la forma de ver la vida. En este momento el niño frívolo y desprejuiciado tiene otras necesidades, lo que ayer pensaba como primero en su vida, sólo vivir y disfrutar de su soledad, que lo llenaba y lo hacía feliz, hoy es diferente. Necesita de los afectos y la compañía.

Las cartas muestran nuevas necesidades de cambios, donde la comunicación es importante y las ganas de conectarse con la gente le hace ver que no es tan negativo relacionarse. En el trabajo logrará sentirse muy cómodo con lo que está realizando, es un gran año donde el cambio es su palabra clave; él necesita hacer lo que quiere, es un rebelde sin causa.