Por @gralaunica

gracielalaunica@hotmail.com

Flavio Mendoza nació el 22 de diciembre. Su signo es Capricornio y el arcano que le corresponde es El Diablo. Son personas que saben lo que quieren de la vida y cómo van a ir logrando todo lo que se propongan. Comprenden la importancia de la preparación y están dispuestos a tomarse todo su tiempo y trabajar de manera constante hacia sus metas de una manera segura.

Su notable aplomo es el resultado de una creencia absoluta en la victoria en el final de su desarrollo, donde todo saldrá cómo lo proyectó un gran trabajador de la vida. El secreto de su éxito es seguir aprendiendo y perfeccionando sus habilidades y probarse a sí mismo cada día.

El coreógrafo es Capricornio y su arcano es El Diablo

El camino de la vida de estas personas es encontrar un equilibrio entre sus necesidades profesionales y personales. Una vez que entienden que la vida es una serie de desafíos, su destino es poner sus planes innovadores en acción para beneficio de los demás a un futuro. Como siempre en su camino hubo problemas y cosas que resolver, para él son oportunidades únicas para aprender y crecer.

Es práctico, fiable y realista, tiene una mente clara, una imagen de líder que jamás estaría detrás de nadie. Saben que les sobran condiciones, tienen apariencia de personas frías pero muy por el contrario, tienen un gran corazón. Su aspecto es muy especial en su vida, es lo que los alimenta. Son ambiciosos por naturaleza y luchan por lo que quieren.

Les gusta vivir bien y disfrutar de los placeres de la vida. Se dan tiempo para trabajar duro y luego disfrutar. Piensan y proyectan su futuro cada día. El sentido del humor es vital para ellos. Son una caja de sorpresas y siempre guardan un as bajo su mano. La carta del arcano del Diablo le corresponde a Flavio Mendoza.

Esta carta no es algo negativo, muy por el contrario, nos habla de etapas de cambio, de cosas positivas a venir, quemamos las viejas etapas y volvemos a renacer. Esta carta se asocia a Capricornio, ya que ambas comparten una misma figura representativa, que es la cabra. Esta carta astrológicamente nos habla de su carrera, las necesidades y responsabilidades.

Es una etapa de transformación que finaliza para comenzar otra con mucha más fuerza. Un sueño esperado desde hace tiempo podrá realizarse, ya que dejará de postergarse. Este es el momento de comenzar a pensar más en las propias necesidades de su vida y afectos, ya que todo el éxito y todo lo que se propuso lo ha venido logrando sin ninguna duda con todo su magnetismo y carisma. Seguirá proyectando grandes logros, su mente tiene una energía mágica que logra llevar a la realidad con todo el brillo.

Tal cual lo imagina, seguirá con su trabajo y ganas de seguir demostrando y dando lo mejor, superándose día a día, con toda su magia. Tiene un buen tiempo para seguir haciendo lo que ama y ocupándose de sus proyectos personales.