La pasada Navidad, Vicky Xipolitakis mostró su costado más sensible y se disfrazó de "Mamá Noel" para sorprender a los chicos internados en el Hospital de Niños Dr. Ricardo Gutiérrez. Con una bolsa llena de juguetes, la "Griega" fue por las habitaciones entregando regalos a los niños, quienes le agradecieron con sonrisas y abrazos.

Pero la acción solidaria despertó una denuncia impensada, según averiguó DiarioShow.com. En Facebook, se hizo viral un comunicado de una joven en el que relataba que luego de las fotos compartidas por la rubia en las redes, le habían prohibido la entrada al centro de salud para repartir juguetes. 

Una de las fotos de la polémica

"Todos los primero de enero, junto con mi familia concurrimos a dicho hospital regalando juguetes a esos niños que están pasando por un feo momento. 
Hoy por primera vez, luego de 25 años, no pudimos entregarlos ya que por un acto ridículo de un personaje mediático (Victoria Xipolitakis), las autoridades del hospital decidieron denegarle el ingreso a todas las personas ajenas a la institución. 
Enojo y bronca es lo que tenemos con mi familia para con esta mediática! ¿Cómo esta persona concurrió a este lugar y se sacó fotos con pacientes oncológicos!? ¡Años hace que realizamos esto y nunca se nos cruzó por la cabeza sacarnos fotos!
", escribió la joven llamada Agustina Hermosa

En charla exclusiva con DiarioShow.com Vicky aclaró los tantos: "Las fotos que tengo yo me la pasaron los familiares de los chicos que me sacaron fotos y fueron con autorización de ellos", explicó y dio más detalles: "Me quedo con las palabras de los chicos, de los familiares y de la gente del hospital que todavía sigo en contacto y están muy agradecidos. Estamos todos muy contentos. Yo me fui con el alma y el corazón lleno de amor y de eso se trató esto... Todos los años voy,  Mamá Noel no le falla a nadie". 

"Si a alguien le cuesta entrar que me contacte que yo lo ayudo a ir. Es un placer muy grande para mí y los nenes los esperan. Aunque haga mil grados el traje se pone igual. Esas sonrisas de los niños no tienen precio alguno ", completó.