El Pity Álvarez fue trasladado desde el penal de Ezeiza, donde se encuentra preso por homicidio, hasta un hospital por un pico de diabetes. Al ingresar al nosocomio le realizaron por protocolo el hisopado y el jueves por la noche se confirmó que había dado positivo en coronavirus.

En julio de 2018, el cantante se peleó con un amigo en Villa Lugano en un extraño episodio y Álvarez lo asesinó de cuatro tiros. "Lo maté porque era él o yo. En mi barrio es así", reconoció horas después del crimen, por lo que fue detenido y está encarcelado desde entonces. 

Hace dos años se encuentra privado de su libertad en Ezeiza y permanece en el sector del Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma) del Hospital del Penal, donde está en rehabilitación por su adicción a las drogas.

En julio de 2018 confesó haber matado a su amigo.
En julio de 2018 confesó haber matado a su amigo.

Pero en las últimas horas volvió a ser noticia, primero porque el lunes debieron hospitalizarlo por un pico de diabetes. Al ingresar al Hospital Eurnekian, también en Ezeiza, le hicieron los estudios correspondientes para saber si padecía coronavirus.  Pasaron tres días para que se conociera el resultado del análisis, que dio positivo. 

Por este motivo fue trasladado a la Unidad 21 de Enfermedades Infecto contagiosas del Servicio Penitenciario Federal, ubicada en Parque Patricios. El líder de "Viejas Locas" deberá permanecer internado hasta que se cumpla el período de aislamiento.

Solo podrá regresar a la penitenciaría cuando esté recuperado y no sea portador de Covid-19. Si bien en los últimos informes de sus médicos y psiquiatras lo encontraron lúcido, el hecho de que padezca diabetes y un gran sobrepeso lo transforma en un paciente de riesgo.

Cuando inició la cuarentena y la justicia comenzó a dar permisos para prisión domiciliaria para evitar contagios masivos en los penales, los abogados del músico hicieron el correspondiente pedido para él, pero se le fue negado por los riesgos procesales para que Pity vuelva a su barrio, Villa Lugano: peligro de fuga, entorpecimiento de la investigación, la chance de que amedrente a la familia de su víctima y la posible dura pena que enfrenta.

Pero el asesinato de Cristian Maximiliano Díaz no es la única causa que tiene abierta el artista. También tiene prisión preventiva desde 2019 por privar de su libertad, golpear y amenazar tras un show a dos mujeres en 2016.

La madre de Pity, Cristina Congiú, contó desesperada que cuando su hijo fue encarcelado le había dicho que no iba a poder soportar la situación y que preferiría estar muerto.