Pablo Granados, padre de Migue y Mery, reveló que se someterá a un procedimiento quirúrgico conocido como método anticonceptivo masculino.

“Tengo pensadas las operaciones que me voy a hacer y no tienen nada que ver con la estética. La primera es la vasectomía. Me la iba a hacer el año pasado y no me animé. En realidad tengo miedo de que el médico se saque fotos con mi pito en la mano mientras estoy dormido”, contó entre risas en "Cortá pro Lozano".

La operación consiste en la ligadura de los conductos deferentes, lo cual hace que en un breve lapso el semen no contenga espermatozoides. 

Además, el humorista reveló: "Tengo todos los análisis listos, pero no fui. Tengo que sacar un turno”.

Por último, Granados se refirió al motivo por el cual tomó esa decisión: “Yo tengo una visión del mundo que es diferente a la anterior y no puedo dejar de verme dentro de 10 años tocando el timbre un domingo y diciendo ‘bajame a Hernancito’. Yo ya pienso que eso puede pasar y creo que hay muchas posibilidades de que pase. Ya pasé por división de herencia y ese tipo de cosas y no quiero volver a pasarlas”.