Tras llegar al país, Wanda Nara no para de ser foco en los medios y redes. Además de lanzar su marca de cosméticos, la empresaria fue contratada por varias marcas para hacerles publicidad y eso mismo sucedió con la serie de Emily en París, donde les hizo promoción y recordó su polémica con la China Suárez y Mauro Icardi.

Mientras analizaba el rol de uno de los personajes principales, recordó la escandalosa infidelidad que protagonizó meses atrás. Al respecto, lanzó filosa: "Nunca me hubiera acostado con el novio de mi amiga".

"O soy todo o no soy nada", continuó. Y destacó convencida: "Yo no podría hacerlo. Y si yo fuera Emily en esa situación, la mitad de la serie se hablaría de mi culpa".

"Hablan de infidelidad como si fuera moneda corriente. Y se habla mucho de las parejas abiertas. Para mí, si me proponen una relación abierta, digo ‘bueno chau, abierta está la puerta de casa’", manifestó sobre la posibilidad de abrir su matrimonio con el futbolista del PSG.

Una publicación compartida de Wanda nara (@wanda_nara)

Por último, remató: "No me siento influencer. Me gusta mostrarle a la gente lo que yo hago en mi vida y es real. Vengo con un chip que no se actualiza, no soy como el teléfono que tiene la actualización".