La autopsia al cadáver de la periodista y diputada Débora Pérez Volpin, realizada en la Morgue Judicial porteña, arrojó datos reveladores acerca del procedimiento realizado por los médicos del Sanatorio de la Trinidad Palermo.

De acuerdo a lo que publica el sitio Infobae, allegados a los peritos que realizaron la operación afirmaron que se encontraron perforaciones en el estómago y el esófago de la ex conductor de Arriba Argentinos.

El dato sería clave para demostrar que hubo mala praxis por parte de los médicos que le realizaron la endoscopía a Pérez Volpin y descartarían una muerte súbita, como quisieron hacer trascender los facultativos del centro asistencial de la calle Cerviño.

El mismo sitio web amplió que el procedimiento indica que los forenses primero informarán al juez sobre los resultados macroscópicos, como lesiones de órganos, que es lo más visible y se podrá determinar rápidamente. En cambio, para saber si la anestesia tuvo influencia en el paro cardiorespiratorio se necesitarán otros estudios y un análisis de sangre.

Velatorio

Este jueves a partir de las 10, Pérez Volpin será velada en la Legislatura porteña, cuerpo en el que había asumido como legisladora el 10 de diciembre pasado y participó de una sola sesión, el 22, cuando se aprobó el Presupuesto de la Ciudad.

La causa fue caratulada como "homicidio culposo" y está a cargo del juez Gabriel Ghirlanda y de la fiscal Nancy Olivieri. Fuentes judiciales confirmaron a este medio que una médica se autoimputó espontáneamente en la comisaría 23ª de la Policía de la Ciudad, donde también la familia de la ex conductora realizó la correspondiente denuncia.