Noemí Alan fue una de las actrices más importantes de la década de los 80. Luego de arrastrar por varios años un cuadro de depresión, "la Tana" decidió internarse en un neuropsiquiátrico, en el que estuvo tres semanas. 

Alan hizo su primera aparición mediática en "Pamela a la tarde" y allí contó con detalles todo lo que le había sucedido, con lujo de detalles. La actriz se refirió a su depresión, que viene acarreando hace años, debido a excesos a lo largo de su vida, como también a faltantes de su infancia. El momento cúlmine se dio cuando le llegó una información falsa sobre un posible levantamiento de la obra en la que estaba participando, Extinguidas. Ese fue el determinante para que tomara la decisión de internarse. 

"Me di cuenta de que no daba para más, que estaba pensando pavadas. Esto ya venía de varias semanas de estar tirada en la cama, levantarme solo para hacer las funciones, no ir de compras, no cocinarle a mi hijo ni a mí, no cuidarme", explicó Alan. 

"Estaba pensando estupideces, que la vida no tenía sentido. Estaba pensando en suicidarme, pensé en quitarme la vida. No lo intenté pero se me cruzaron distintos caminos… Yo vivo frente a las vías… Cuando viajo en tren y hay un accidente o alguien que se quita la vida siempre alguien dice '¿no se le ocurrió otra forma? Ahora se para el tren y perdemos tres horas'. Qué horror. Cómo voy a pensar eso. Ahí fue cuando llamé a mi hija", agregó "La Tana". 

La actriz recibió el alta hace poco y reconoció que se siente mucho mejor. Quiere volver a la actuación y tener un vivero, para poder vivir de lo que le gusta. "Mi médico en un momento me agarró la mano, en la tercera o cuarta sesión, y me dijo 'ay Noemí, con todo lo que te pasó bastante bien estás'", confesó. 

¡Mirá el video!