Nazarena Vélez le dedica el 100% de su tiempo a su productora Frida. Su lugar de trabajo ya no sobre las tablas sino que detrás de cámara. "Estoy metida como loca en esto. Sueño hacer algo increíble con Moria", cuenta la rubia. 

Vélez vive mostrándose muy sensual en las redes. Sube fotos en topless antes de irse a dormir, o también postales en traje de baño. "Los complejos con el cuerpo, por los que caí en la anorexia y las pastillas, se me fueron hace años", aseguró la madre de Barbie en revista Gente.

Hace un tiempo, un portal de noticias aseguraba que la rubia se mostraba provocativa en Instagram para buscar hombres. Pero Vélez lo desmintió completamente: "¡Soy una señora mayor y estoy lejos de buscar nada! Soy tan feliz sola... Los hombres me aparecen por todos lados. Me tiran onda, pero no tengo ganas. Si hoy me cruzo con el Príncipe Azul, lo veo como Pitufo", explica. 

Asegura que su hijo Thiago la cuida de los pretendientes: "Me dice que me van a meter los cuernos, que son asquerosos". Además, explica que el más chico de la familia tiene un gran complejo de Edipo y que lo lleva al psicólogo: "Me cela mal. Está perdidamente enamorado de mí, cree que soy la rubia más hermosa y que ningún hombre se tiene que acercar".