Una vez más, Natacha Jaitt no declaró. Luego del escándalo del pasado miércoles en Comodoro Py, donde terminó despidiendo a su abogado Diego Storto, la mediática, a través de un escrito, postergó su testimonial y no se presentó a la UFI N° 4 de Avellaneda.

Tras sus explosivas declaraciones en "La noche de Mirtha", Natacha debía declarar ante la fiscal María Soledad Garibaldi, quien investiga la prostitución de menores en las divisiones infantiles de Independiente, en una causa en la que ya hay seis detenidos.

"Presentó un escrito para postergar la declaración con la doctora Garibaldi debido al mal momento que está pasando", contó su hermano Ulises Jaitt en Crónica Televisión. "Sufrió amenazas de muerte a sus hijos en su cuenta de Twitter. Está muy mal. Siente que el sistema judicial no la protege", agregó.