El mundo del periodismo argentino se encuentra de luto después que el lunes se hallara el cuerpo sin vida del cronista de TelenueveCarlos Pompa de 56 años, en su departamento de Leiva al 4000, en el barrio porteño de Chacarita.

Según información de La Nación, la policía se hizo presente en el domicilio del periodista después que un amigo avisara que nadie respondía a sus llamados en el departamento.

En cuanto consiguieron entrar, tras contactar a una mujer que tenía las llaves, se encontraron con Pompa en el piso y sin responder a los estímulos. Personal del servicio de salud constató su muerte en el lugar.

De acuerdo al adelanto de la autopsia realizada por el Dr. Torrosi, en colaboración con con la Morgue Judicial, sala autopsias y el Auxiliar Ditrieli, Pompa murió por una Congestión Edema Pulmonar Cardiopatía Hipertrófica Dilatada.

Conocidos del fallecido aseguraron que el cronista estaba cambiando hábitos alimenticios y estaba incorporando ejercicio en su rutina, razón por la que había bajado mucho de peso y se estaba haciendo estudios.