El miércoles se supo que la modelo e influencer española Celia Fuentes, vinculada a Facundo Moyano, había sido hallada muerta. 

Desde el primer momento, citando a fuentes cercanas a la joven, se apuntó al suicidioo. Y un amigo personal como Aless Gibaja reconoció que "Celia sufría depresiones", aunque dejando claro que "de momento no sabemos exactamente de qué ha muerto".

El diario español El Mundo informó que Celia Fuentes fue hallada por su padre ahorcada en su casa de Majadahonda, Madrid. La joven de 27 años se había colgado de la escalera con una sábana, y era la tercera vez que lo intentaba.

Apenas unas horas antes había subido a su cuenta de Instagram una foto en ropa interior, una de las muchas por las que las marcas la pagaban hasta 500 euros, y que la hacían vivir obsesionada con su físico y con su éxito en dicha red social.

 

A quién le gusta dormir la siesta más que a mi? ☝��☝��☝��☝�� ��: @danphto

Una publicación compartida por Celia Fuentes (@celfc) el

A esta presión se le sumo una serie de desengaños amorosos que acabaron por derrumbarla definitivamente hasta provocar el desenlace fatal.