Implacable con la selección de Sampaoli.

La trayectoria, la experiencia de vida de Moria Casán no admiten lugares comunes, paños tibios o tonalidades grises. Es blanco o negro, a todo o nada, a suerte y verdad, en definitiva.

Momentos antes de ingresar al Astros para realizar el espectáculo "Astros de la risa", que cuenta con su autoría, actuación y dirección, y acompañada de Gladys Florimonti y José Luis Gioia, Moria charló con "Crónica" sobre un tema candente (para bien o para mal) en el conflictivo registro de la actualidad.

Nada más ni nada menos que la Selección nacional y la incidencia que tiene en la gente sobre la posibilidad de no poder clasificarse para el próximo Mundial de Rusia. Al estilo de la figura, sus conceptos tuvieron la contundencia de una trompada de Mike Tyson a la mandíbula.

"Tengo una visión de estos acontecimientos, francamente, nada amable. Y es lo que piensa mucha gente que me envía sus pensamientos con respecto a esto. No es porque sea exitista o algo parecido, pero me parece que son chicos que se conocen recién acá y que no sienten la camiseta. Y, realmente, no tienen por qué sentirla. En el caso de Lionel Messi puntualmente, este país no le dio una oportunidad, la oportunidad se la dio España para convertirse en un grande. Argentina no lo consideró. Entonces él no tiene por qué sentir la bandera argentina, él se siente español. Por consiguiente, él tiene efectividad allá (por Europa). Amén de todo que ahora son metrosexuales, chicos tatuados y ante la posibilidad de que se rompan la piernita, les preocupa más no poder trabajar como modelos publicitarios que ganan más que en el fútbol. Ganan 100.000 dólares por segundo. No me interesa la vida del futbolista, no me interesa el fútbol. Antes era un deporte y ahora es un negocio obsceno donde la gente siempre fue a hacer catarsis social a la cancha. Pero, ahora, la catarsis se convierte en muerte. Hay barras bravas que no se pueden erradicar y la violencia, por consiguiente, tampoco. Hace rato que dejó de ser deporte. Amén que nunca me interesó y amen que cuando hay un partido te jode el teatro, te jode la tele, porque es el lugar donde la gente va a putear su vida".

"Ahora los jugadores son los nuevos divos", continuó inflexible Moria, "ganan más que los actores de Hollywood y esto, atención, no es envidia ni nada que se le parezca. Pero, no sienten la camiseta ni a la Argentina. La presión que tienen es que vienen a un país que desconocen por más que nacieron acá. Están acostumbrados a trabajar con euros. Pónganle a cada uno la camiseta con el signo euro del país donde trabajan y arriba la camiseta argentina, en una de esas se motivan más. Y, antes de irse, que les hagan fotos con minitas en bolas. Reitero, no me interesa la Selección, no me interesa Jorge Sampaoli. El único mundial que viví con alegría fue el de César Luis Menotti. Aquel partido contra Perú lo viví con emoción ya que fue el primer grito de libertad en pleno proceso (dictadura militar). Después.... me chupa un huevo el fútbol, todos los campeonatos y todo lo que hay alrededor de esto".

En cuanto a los proyectos artísticos y cambiando el giro de la conversación, Moria adelantó que "son muchos pero no los puedo dar en forma detallada. Ya rechacé 6, pero ya estamos por decidirnos por una obra teatral, puntual. También voy a llevar adelante una importante participación en una película y tendremos también la posibilidad de realizar un programa televisivo propio, además del ciclo radial que estamos haciendo en la actualidad. Cartón lleno".

También desbordó de alegría con el premio de su hija, Sofía Gala, con el premio de Mejor actriz en San Sebastián. "Fue distinguida también en Huelva, España, fue seleccionada por Norma Aleandro para un filme que no se pudo concretar, la elegida por Alejandro Romay, en su momento, para mi ciclo. La Nora Cárpena dijo que era la Mariángela Melato de nuestras playas. La cuestión es que está haciendo tres obras de teatro imperdibles. Y mi nieto Dante, que también está en ‘Alanis’. Así que muy orgullosa y todo el universo, como se ve, conspira en mi favor".