La novela de More Rial sigue sumando capítulos. Después de la pelea pública con su padre, la separación de su novio Facundo Ambrosioni y su internación, su amiga cordobesa Anahí Zárate brindó detalles de la situación actual de la joven. Además, puntualizó acerca de la denuncia por abuso sexual al chofer del periodista de espectáculos, Pablo Báez

"Ella iba al colegio y el chofer la llevaba, cuando vuelve del colegio me cuenta que una vecina los vió en el ascensor cuando Baez se bajó los pantalones. Le dije que era grave y que lo tenía que contar y me decía que tenía miedo y que no quería que haya problemas. Esa misma tarde teníamos que ir con la secretaria de Jorge, fuimos al médico y cuando volvemos saca el tema en el auto y dice: 'More, me llamó una vecina que te vió en el ascensor con Pablo Báez en una situación'. More me mira y le dije: 'Hablás ahora o nunca'. Le empieza a contar a la secretaria y cuando llega al departamento ella le va a contar a Jorge Rial", dijo Zárate en diálogo con El Show del Espectáculo, ciclo radial conducido por Ulises Jaitt y Gastón Samá.

Anahí junto a Morena

"Cuando subimos al departamento la secretaria lo llama y se sienta en el living y le cuenta la situación. Nosotras con Morena estábamos en la cocina, Jorge llama a Morena, le habló y ahí es cuando Jorge tiene problemas en el corazón, se empezó a sentir mal, cayó la ambulancia, el abogado y ahí toman la decisión de echarlo", reveló.

"More me contó el otro día que no lo habían denunciado. Eran varias las situaciones, hay varios testigos, la mujer que limpia (Modesta Oliva) en la casa me contó también que ha visto otras escenas de acoso a Morena, que se le tiraba encima y la quería besar Pablo Báez", agregó. 

Anahí Zárate (Instagram) 

Además, habló de la salud de Morena, quien tuvo una descompensación en los últimos días: "Venía mal. El miércoles a la noche me llamó a Córdoba y me dijo que se sentía mal, que se volvía a Buenos Aires y le dije que la iba a acompañar. Estaba con mareos, dolor de cabeza, y descompuesta con hemorragias internas. El lunes no quería comer y ahí le dije; 'Vamos al médico'. Llegamos y le hicieron los análisis y me comentó el médico que el normal de los glóbulos rojos es entre el 45 y el 60% y Morena tenía un 20%. Perdió mucha sangre y le hicieron la transfusión".