Morena Rial, en 2016, se realizó un bypass gástrico con el cual bajó 45 kilos. A raíz de la operación, pasó por dos cirugías reconstructivas para quitarse excesos de piel que le quedaron. La primera, la llevó a cabo en noviembre del 2017 y la segunda el martes pasado. 

Satisfecha con los resultados, la hija del conductor de Intrusos manifestó estar contenta, motivada y  compartió con sus 800.000 seguidores una reflexión en su cuenta personal de Instagram"Que siempre encontremos un motivo para sonreir y volver a empezar. Sin miedo vivir, ser feliz es animarse". 

 
Además, en el posteo agradeció a su novio, el jugador de fútbol Facundo Ambrosioni que está siempre a su lado acompañándola, en los mejores y peores momentos: "Amar sin miedo, reír a carcajadas, besar a morir, llorar si duele, recibir lo nuevo con ganas, que nunca dejemos de creer y de amar a la persona que nos hace feliz".
 
En un contexto romántico, él le respondió: "Sos hermosa mi amor, te amo".