Morena Rial reveló lo que todos temían: se quiso quitar la vida. En los peores días en la relación con su papá, la joven de 19 años había llamado la atención al publicar en Instagram una foto, con su novio, en la que se veía un vendaje en su antebrazo derecho.

Las alarmas se encendieron por el mensaje que escribió junto a esa polémica imagen: "Gracias por cuidarme y haber llegado a tiempo antes de cometer una locura. Gracias por defenderme y dejar todo por mí. Te amo y perdoname, soy humana y cometo errores".

En medio de especulaciones, la propia Morena confirmó que pensó en lo peor. "Me quise matar. Tenía el elemento, por eso tengo la venda en la mano", confesó en una nota para la FM cordobesa Pulxo 95.1. Además reveló que “no aguanta más” y que está sufriendo por toda la situación con su padre.

Morena destacó el apoyo que recibe de su novio, Facundo Ambrosioni, de la familia de él y particularmente la ayuda que le brindó Luis Ventura, a quien considera un tío, durante su intento de suicidio.

"Jorge tardó hora y media en llegar y vive a 30 cuadras. ¿Vos cuánto demorás en ir al hospital si te dicen que tu hija se cortó las venas? 10, 15 minutos" lanzó Morena, quien está totalmente alejada de su familia.