Facundo Ambrosioni, ex de Morena Rial, habló sobre el estado de salud de la hija de Jorge y se mostró muy preocupado. En diálogo con DiarioShow.com, el futbolista aclaró que su relación con el periodista es buena y que Rial lo mantiene al tanto todos los días sobre la evolución de More. 

"Me preocupo por la situación, por más que no estemos juntos yo la sigo amando y la voy a amar siempre. Estoy para sumar", aseguró a DiarioShow.com Ambrosioni.

Además, se refirió a las palabras de Jorge Rial en su vuelta a Intrusos quien disparó: "A aquellos que le hicieron mucho daño a mi hija, en todo sentido, que se arrogaban ‘yo estoy con ella, yo la ayudo’, ya hicieron todo el daño que podían. ¿Me pueden dejar a mí y a mi familia que nos ocupemos de ella? Ustedes ya hicieron el daño, la devastaron, le sacaron plata, la amenazaron, le rompieron la cabeza, hicieron que me odiara, que dijera cosas terribles de mí que no decía ella, ya hicieron todo el daño, ya está". 

"No me voy a hacer cargo de todo lo que dijo Jorge. Creo que si él me tiene que decir algo lo va a hacer personalmente o por teléfono. Le tengo respeto y hay que entenderlo en esta situación. Creo que tanto Jorge como yo y su familia estamos luchando por lo mismo, que More salga de este momento. Espero que después de todo esto que está pasando Morena que recupere la relación con su familia. Es lo que siempre quise, el bien para ella", sostuvo el cordobés y detalló: "Estamos en contacto con Jorge, es el que está manejando esta situación y me va manteniendo al tanto sobre lo que está pasando. Las pocas veces que nos vimos con él hubo respeto mutuo". 

Ambrosioni también habló de la influencia de Natacha Jaitt, quien aseguró que él y su familia le querían sacar plata a Morena. "Lo tomo como de quien viene. Desde el primer momento que se acercó a More le dije que era una persona de doble cara, que se acercaba por interés".

Además, Facundo habló sobre el delicado estado de su ex novia y contó que su malestar comenzó cuando estaban juntos en Córdoba. "Estuvo con fiebre, fuimos al médico allá y le dijeron que no tenía nada. Cuando vino a Buenos Aires saltó que tenía una úlcera en el estómago. Ella me dijo que estuvo cuatro días sin comer y puede ser que eso le haya terminado de reventar", detalló.