Morena Rial debió pasar por el quirófano, una vez más, para realizarse una segunda cirugía reconstructiva similar a la que se realizó hace seis meses para extraer el exceso de piel, tras hacerse un bypass gástrico en 2016. 

A partir de ese momento, la hija de Jorge logró bajar más de 45 kilos. Además, Morena sale a caminar y hacer actividad física con su nuevo novio Facundo Ambrosioni para seguir logrando su objetivo: lograr una nueva figura.

En las últimas horas, la joven publicó en Instagram Stories una imagen acompañada de sus amigos y su pareja antes de someterse a la intervención quirúrgica. 

A través de la misma red social, el joven le dedicó unas emotivas palabras a su novia: "Otro día importante en tu vida mi amor y acá voy a estar para acompañarte", escribió.